Las marcas se suman al vídeo para conectar con el consumidor

Las marcas se suman al vídeo para conectar con el consumidor

Para el 2019 los datos indican que el 80% del contenido generado en Internet será vídeo. Facebook se ha sumado a esta creencia sentenciando que en cinco años el texto dejará de utilizarse y lo único que se consumirán será visual. No hay más que ver el éxito que están teniendo las stories de Instagram, en tan solo dos años ya son 400 millones de usuarios los que comparten contenido cada día. Estas predicciones ponen de manifiesto el cambio en los hábitos de la población, algo que tienen en cuenta todas las marcas. El vídeo ha dejado de ser algo opcional para las firmas que adaptan su negocio a las nuevas formas de consumo.

Según el Anuario de la Comunicación de Dircom, cada persona puede recibir 3.000 impactos publicitarios al día. Aunque de todos ellos no somos capaces de retener más de un 10%. Las estrategias publicitarias de las marcas cada vez tienen más en cuenta este tipo de informaciones. La realidad es que somos adictos a lo visual, a la imagen, por ello es este tipo de formato el que no para de crecer y reinventarse. La cuestión no está en sumarse a la imagen porque es tendencia, debe predominar la búsqueda de aportar valor al mensaje con estrategias claras que conecten con la audiencia.

Características de los nuevos formatos de vídeo

Móvil como soporte de consumo
El teléfono móvil es el principal soporte a través del cual consumimos, por lo que esta es la primera premisa de la que parten a la hora de estructurar su forma de comunicarse con el consumidor. Los vídeos verticales, antes considerados un gran fallo, están creciendo con la proliferación de los smarthphones como soporte principal.

Cuidado del diseño

La información visual que cuida el diseño es más atractiva y estimulante. Además, las personas recordamos el 80% de lo que vemos, el 20% de lo que leemos, y sólo el 10% de lo que escuchamos. Lo visual nos permite flexibilidad y síntesis a la hora de comunicarnos, y con ello la producción de contenidos fáciles de retener.

Storytelling, geolocalización y streaming para captar la atención
El storytelling, la elaboración de una historia para vender nuestra marca, está siendo una de las claves para lograr esa deseada conexión con la audiencia. Los expertos apuntan que cada vez somos capaces de atender menos, y conseguir llegar al consumidor en el momento justo y con un mensaje propicio es el objetivo de las estrategias publicitarias. Elaborar historias llamativas e interesantes es la única forma de captar esos breves momentos de atención de los individuos. La geolocalización también se está trabajando en este aspecto, los vídeos se vinculan a localizaciones concretas, puesto que los accesos a contenidos está cada vez más ligado a dónde se encuentra el usuario. En concordancia con lo anterior, los formatos cortos y el streaming, están siendo los grandes predominantes. La fluidez y la capacidad de interacción, llaman la atención de un público cada vez más exigente.

Playground y Sephora, pioneros en lo visual

Playground es uno de los mejores ejemplos de la relevancia de los formatos visuales. Esta plataforma conjuga vídeos cuidados, texto breve y provocativo, y buena música. Una ecuación que les ha llevado a tener más de 16 millones de seguidores en Facebook. Se definen como un medio para metes despiertas y sin duda la mirada creativa es uno de sus secretos. Sus piezas son cortas, pero con mensaje potentes, vídeos que se convierten en virales porque cumplen todo lo que demandan sus stakeholders.

Las marcas toman nota de este tipo de ejemplos y se están convirtiendo en auténticas productoras de vídeo. Aprovechan los nuevos formatos que les brindan las redes sociales para poder acercarse a su público y conectar con ellos. Pero no se quedan sólo en buscar un viral para difundir su firma en redes, las compañías están yendo más allá. Sephora por ejemplo, está transformando sus puntos de venta en lugares de interacción con los clientes. Una tendencia cada vez más presente según el Anuario Dircom, afirma que “las tiendas el siglo XXI no son para vender sino para entretener”.

Fuente: Foro Marketing – www.foromarketing.com